Un sentimiento colectivo

por Ana María Ruiz

Jaime Barylko, filósofo argentino, escribió: “Ser es ser en función de otro ser”. Con ello, es posible visualizar lo humano de todo ser humano.
Asimismo, compartir y hacer de las diferencias algo común e inherente a nosotros permite traspasar las barreras del individualismo y aventurarnos en la cultura colaborativa. Lo vivenciado en los espacios de la lucha docente guarda relación con ello.
También la pasional construcción del bien común es un buen signo del sol.
Por otra parte, ni la proliferación prescriptiva ni la constante rotulación descalificatoria pueden competir con una auténtica voluntad popular, pues la sinceridad, la confianza y lealtad –como caldos de cultivo-, representan las gemas de una interactividad colegiada. El sentido del compañerismo entonces no requiere mayor amplitud probatoria.
Más aún, ahondando en las virtudes y peripecias del ser, se impone osadamente aquello sincero y perdurable, la amistad.
En este sentido, cada uno cuida y reconoce a quien es digno de este tesoro, pero en esta lucha, en la anterior y en el día a día ¿acaso es posible “cultivar una rosa blanca”?
Por el tiempo compartido, por el respeto a nuestra integridad y por la convicción que nos une, revivamos ese afecto personal, puro y desinteresado.

¡Feliz día!

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s